Latas de Red Bull

Livianas y 100% reciclables

Red Bull ha decidido conscientemente utilizar latas de aluminio. Hoy, las latas de Red Bull pesan significativamente menos que hace una década, lo que ahorra una valiosa materia prima. Una vez que las latas se han recogido, son completamente reciclables una y otra vez sin ninguna pérdida de calidad.

  • 100% reciclable

La lata: un "almacén de energía".

Todas las latas son 100% reciclables: una vez que han sido recogidas y han llegado a las instalaciones de reciclaje, no se pierde ni el más mínimo trozo de aluminio. Se pueden fundir y reutilizar una infinidad de veces sin que se pierda nada de calidad. Usar aluminio reciclado implica ahorrar un 95% de energía en comparación con usar aluminio nuevo.

Hoy, las latas de Red Bull pesan un 60% menos que hace una década. La pérdida constante del peso de las latas también hace una diferencia: cuanto menos aluminio se utilice en cada lata, menor será el impacto ambiental.

Las latas de aluminio son a prueba de oxígeno y no tienen sabor, así que la bebida siempre está fresca y mantiene una alta calidad durante mucho tiempo. Esto quiere decir que sabe igual de bien tanto en su lugar de origen como en el de destino.

Cada lata cuenta

La lata es el envase de bebida que más se recicla en el mundo. Por supuesto que esto sólo es posible si las latas son recogidas y se vuelven a introducir en el circuito de reciclaje. Si se tira una lata descuidadamente, ensuciando el campo, no sólo contamina, sino que además no puede cumplir con su potencial de reciclaje. Si te asegurás de que tu lata acabe en un contenedor de reciclaje, estarás contribuyendo a mantener limpios los paisajes, aumentar las tasas de reciclaje y reducir el consumo de energía y el agotamiento de los recursos naturales. Nuestro país cuenta con un sistema de reciclaje de aluminio: no dejes pasar la oportunidad de hacer lo correcto con tu lata usada.

Volver al ciclo de vida

Explorá el mundo detrás de la lata